Participantes de la Mesa Técnica tienen plazo de una semana para presentar observaciones a la propuesta de Empresa Sanitaria.

Obras que consideran mejorar el sistema de aliviadero de tormenta en Puerto Varas, continuar con la campaña de eliminación de conexiones ilegales a la red de alcantarillado, robustecer la misma red de alcantarillado y ampliar y modernizar la planta de tratamiento de aguas servidas de Loncotoro -que recibe las aguas de Puerto Varas y Llanquihue-, son parte de la propuesta que presentó la empresa sanitaria ESSAL a la Mesa Aliviadero de Tormenta, que sesionó en la sala de gabinete de la Intendencia Regional de Los Lagos.

La cita, que fue inaugurada por el intendente Leonardo de la Prida, consistió en una breve introducción del superintendente de Servicios Sanitarios, Ronaldo Bruna, para continuar con la presentación del gerente general de la empresa sanitaria, Hernán König, quien puntualizó obras distribuidas en tres etapas -algunas ya en ejecución- y que abarcan soluciones a corto plazo y trabajos que se extenderán hasta 2021.

En la oportunidad los alcaldes de Puerto Varas, Ramón Bahamonde, y de Llanquihue, Víctor Angulo, al igual que otros miembros de la técnica presentes expresaron sus inquietudes y pareceres respecto de lo expresado por el ejecutivo. Estos alcances fueron apuntados por los representantes de la empresa privada.

Al término de la reunión, el Gobernador de la Provincia de Llanquihue, Juan Carlos Gallardo, destacó el avance que ha tenido el trabajo de la mesa al recibir una propuesta concreta de la empresa ESSAL para optimizar su gestión de aguas servidas en Puerto Varas: “La reunión permitió avanzar en términos de precisar con mayor claridad los alcances de la propuesta de la empresa sanitaria (…). Dada la cantidad de observaciones que surgieron, estimamos que era necesario, conjugando la seriedad de este tema y la importancia que tiene de avanzar en las soluciones en el plazo de una semana para que las instituciones – incluidos los municipios- puedan hacer llegar sus observaciones a la memoria técnica del proyecto que está presentando la empresa sanitaria y luego darle el plazo de una semana  a la sanitaria para que  pueda integrar las observaciones y sancionar definitivamente el plan, consensuado en un plazo de dos semanas más en cada una de las etapas”, explicó.

En tanto, el superintendente de Servicios Sanitarios, Ronaldo Bruna, aclaró que si bien la mesa técnica busca soluciones en conjunto entre la empresa sanitaria y organismos fiscalizadores y técnicos, los procesos sancionatorios siguen adelante: “Nosotros llevamos más de 30 fiscalizaciones especiales a las descargas que existen hoy día de aguas servidas en el Lago Llanquihue, en el sector particular de Puerto Varas. Después de esas fiscalizaciones hemos iniciado dos procedimientos de sanción, donde la empresa arriesga efectivamente sanciones si es que es culpable de lo que nosotros estamos hoy día increpando como cargos. Sin embargo, hoy día lo que estamos presentando en la mesa técnica es la discusión que hace varios meses venimos encontrando con la empresa sobre las soluciones respecto a cómo evitar a largo plazo que la descargas del lago, en términos de aguas servidas, se sigan produciendo. Entonces, aquí estamos presentando un proyecto en donde se refuerza el alcantarillado de la ciudad de Puerto Varas y también aumenta la capacidad de tratamiento de las aguas servidas. Lo que se discutió en la mesa es cómo acelerar los pasos. (…). Hoy día con los dos procedimientos de sanción, eventualmente la empresa podría arriesgar multas de hasta de mil millones, sin embargo todavía tiene que presentar sus descargos y eso tiene que ser analizado dentro del procedimiento”, manifestó.

Por su parte el gerente general Empresa Essal, Hernán König, mantuvo que el principal motivo de la utilización de aliviaderos de tormenta en días de bajas precipitaciones es la gran cantidad de conexiones ilegales a la red de alcantarillado, situación que colapsa el sistema, aunque destacó por otra parte que el foco está puesto en la búsqueda de soluciones: “En esta propuesta nosotros hemos hecho énfasis en las tres ideas que siempre hemos estado diciendo todos estos meses. Primero el problema en la causa raíz que es la incorporación de aguas lluvia al sistema de aguas servidas que solo está diseñado para transportar las aguas servidas, pero hoy día hay una exigencia de la ciudadanía y todos estamos de acuerdo en que hay que proteger el lago y por eso, a petición de esta mesa y en conversaciones con la Superintendencia, hemos hecho una propuesta formal, concreta, un plan de inversión de más de 10 mil millones que ya estamos ejecutando (…). Hoy día el foco está en la solución. Yo me retiro muy satisfecho de haber podido hacer esta presentación aquí y nos vamos con la tarea de poder ejecutar estas obras y contribuir a proteger el lago”, expresó.

Se espera que los miembros de la mesa técnica envíen sus observaciones a ESSAL en el plazo de una semana, al cabo de ello, la sanitaria ajustará su plan, para preparar una remozada propuesta que será presentada en una nueva reunión.

Comenta en Facebook