Anuario Estadístico de Oferta y Consumo 2016:

 

  • El consumo televisivo ha bajado progresivamente en los últimos años. El 2016 fue de 818 horas a diferencia del 2015 que fue de 835 horas anual. Los Informativos se mantienen como el género más consumido por la teleaudiencia, luego las telenovelas y en tercer lugar los misceláneos.
  • En cuanto a la oferta, los Informativos abarcaron el 17,1% del total de oferta general de programación durante el 2016, ocupando el primer lugar durante este año.

 

El informe estadístico anual- elaborado por el Consejo Nacional de Televisión, CNTV-, que entrega información de las diversas dinámicas de la programación televisiva presente en el año, mostró que el consumo televisivo a nivel general por persona el año 2016 fue de 818 horas, es decir, 2 horas 20 minutos diarias. El año 2015, el consumo promedio anual de televisión fue de 835 horas.

En términos generales de consumo anual, los Informativos se mantienen como el género más consumido por la teleaudiencia con 219 horas promedio anual por persona con una baja de 2 horas en promedio en comparación a las 221 consumidas en 2015. Las Telenovelas, por su parte, se posicionan en segundo lugar con 178 horas de consumo, 5 horas más que el año 2014. En el tercer lugar de consumo –al igual que el año 2015- están los Misceláneos, con una baja de 141 a 127 horas de consumo por persona.

En el cuarto y quinto lugar se encuentran dos géneros que han experimentado una baja en su consumo a través de los años. Conversación que pasa de tener 112 horas de consumo promedio por persona en el año 2014 y 92 horas en 2015, a 86 el año 2016. Situación similar se presenta en el caso de las Series y miniseries que pasan de 91 horas en el 2014 y 72 horas en el año 2015 a 58 en 2016.

En cambio, la oferta de programación en televisión abierta durante el año 2016, fue al igual que en 2015, de 54.592 horas (51.860 en 2014), es decir, más de 2.244 días de TV. Los Informativos abarcaron el 17,1% del total de oferta general de programación durante el 2016, ocupando el primer lugar durante este año. En segundo lugar, con 15% está el género de Conversación, el cual el año 2015 obtuvo el tercer lugar de la oferta con 14,4%. El género Telenovelas, también experimentó un aumento pasando a ocupar el tercer lugar –obtuvo el cuarto el año 2015- subiendo de 13,2% a 14,4%.

 

Programación infantil

De las 54.592 horas de televisión abierta que se emitieron durante 2016, solo 1.692 (3,1%) correspondieron a programas diseñados y dirigidos especialmente para niños y niñas menores de 12 años (0,9% para el público preescolar y 2,2% para niños y niñas entre 6 y 12 años). Experimentando una fuerte baja con respecto al año 2015, en el que la programación infantil fue de 2.177 horas (4.0%). Ello se complementa con un 0,7% de espacios diseñados para adolescentes, sumando en total una oferta especializada de 3,8% para el público menor de edad (el año 2015 fue de 4,5%)

UCV TV con un 10,4% es el canal que transmitió la mayor cantidad de programación tanto para preescolares (4,3%) como para niños y niñas de 6 a 12 años (6,1%), con programas como “Cantando Aprendo a Hablar”, “Dora la Exploradora”, “Patrulla de Cachorros”, entre otros. Telecanal se sitúa en un segundo lugar en la programación infantil con 7,7% y programas como “La Abeja Maya”, “Academia de Titanes”, “Beyblades” e “Iron Kid”).

En cuanto al consumo promedio de televisión abierta, los niños entre 4-12 años vieron durante 2016 1 hora y 7 minutos de televisión al día. Solo 1,8% de ese consumo correspondió a programación orientada hacia ellos.

 

“La oferta de programación infantil ha ido disminuyendo progresivamente en la televisión abierta. Hoy, los niños, niñas y adolescentes ven, en mayor medida, telenovelas, seguidas por programas informativos y misceláneos. El consumo promedio de televisión abierta en este segmento es de 1 hora y 7 minutos, y hoy no hay oferta suficiente dirigida a este público propiamente tal, por eso se trasladan al cable y otras tecnologías como el tablet y el celular”, señaló el presidente CNTV, Oscar Reyes.

74,7% del consumo de los menores de 12 años durante la semana, corresponde al bloque de horario para todo espectador, donde predomina la emisión de telenovelas –tarde y vespertinas-, noticiarios centrales y misceláneos. En ese horario, los niños y niñas consumen principalmente contenidos informativos (25,5) y telenovelas (24,4%).

En cuanto al consumo en horario resguardado, 30,4% corresponde a telenovelas, tales como “Moisés y los 10 Mandamientos” y “Pobre Gallo”.

Programación cultural

A partir de octubre de 2014, la normativa del CNTV exige que los canales de TV ofrezcan un mínimo de 4 horas semanales de programas que sean un aporte a la cultura, 2 de estas horas deben emitirse en el horario diurno entre 9:00 y 18:30 horas, y las otras 2 en horario Prime entre las 18:30 y 24:00 horas.

 

La evaluación de la oferta de programas culturales en este anuario ha considerado todos los programas que cumplen con los requisitos de contenido que plantea la Norma Cultural aceptada por el H. Consejo, independiente del horario de exhibición y de las otras exigencias que se establecen en dicho marco normativo.

La programación con contenido cultural representó un 6,1% del total de programación emitida durante el año 2016 en TV abierta, lo que equivale a 64 horas a la semana. El año 2015, la oferta cultural fue de un 5.9% (60 horas a la semana). Debido al cambio en la normativa cultural ocurrida en octubre de 2014, no es posible realizar una comparación con ese año.

 

No todos los canales dedicaron la misma proporción de sus transmisiones a los contenidos culturales. TVN destacó sobre el resto al dedicarle el 13,9% de su oferta, algo más del doble del promedio de la pantalla. Le siguió Canal 13 con 7,5% y La Red, con 6,5%. Los demás canales (CHV, Mega, UCV TV y Telecanal) cumplieron con la norma, dedicando a los programas culturales, entre un tres y un cuatro por ciento de su programación.

 

Se debe recordar que el promedio de horas culturales semanales ofrecidas por las estaciones de TV abierta, incluye los programas con contenido cultural que han sido rechazados por no cumplir con los requisitos de horario de transmisión y de repeticiones.

 

Por su parte, el consumo de programas culturales fue de 6,2%, promediando 50,7 horas por persona. “Estamos muy contentos por estas cifras, ya que esto representa un aumento respecto del año anterior que fue de 5.2%, lo que equivale a 48 horas. El año 2014, la proporción fue de 3,1% de consumo cultural y el año anterior, 2013, fue de 2,2%. Podemos observar un aumento histórico respecto del consumo televisivo cultural, doblando, el año 2016, el volumen de 2014”, finalizó el Presidente del CNTV, Oscar Reyes.

El Anuario Estadístico de Oferta y Consumo 2016 se encontrará disponible en los próximos días enwww.cntv.cl.

Contando  con su siempre efectivo apoyo, se despide atentamente

 

Comenta en Facebook